Whisky escocés

El Whisky escocés “Uisge Beatha”, del gaélico “Agua De Vida”, rama originaria del Celta hablado en las regiones altas de Escocia, tierra que vio nacer el whisky.

Hace cientos de años, allá por el siglo IV, los monjes empezaron a elaborar whisky, adaptando sus métodos vinícolas a la elaboración de este, trabajando el grano y los cereales, siendo al principio de uso medicinal.

A lo largo de los siglos la elaboración fue creciendo, muy lentamente al principio, hasta finales del 1700, en las que Escocia llegó a albergar más de 400 destilerías, casi todas en clandestinidad, siendo solo 8 de estas legales.

Ya en el siglo XIX se da paso a una nueva era, empezando a legalizarse muchas de estas destilerías, permitiendo al Whisky Escocés consolidarse como el mejor whisky del mundo.

Whisky que va desde diferentes métodos de envejecimiento y curación, siendo estos de una alta calidad a elegir. Tratados en barricas de Oporto, Bourbon Americano y Oloroso entre otras, en un periodo de hasta más 30 años dentro de una de estas barricas, con distintos tipos de niveles de turba y graduación.

En cada whisky escocés, se refleja todo un conjunto de sensaciones, de historias, desde su elaboración, pasando por todo su proceso, desde el malteado de la cebada hasta su embotellamiento, pasando por sus legendarios alambiques y hornos de turba.

Cada trago de whisky es una experiencia distinta, cada whisky te cuenta su historia.

$ 0$ 4085

Código QR

Visto recientemente

No hay productos